Las “Soft-Skills” y su decisivo aporte a la Dirección de Proyectos

Soft skills son una combinación de habilidades con la gente, destrezas sociales, de comunicación, de carácter y rasgos de personalidad, actitudes, inteligencia social, coeficientes de inteligencia emocional, entre otros, que permiten a la gente desenvolverse bien con otros y alcanzar sus metas con hard-skills complementarias.